20 años publicitando

Cumplir 20 años es indudablemente un hito. No en lo personal, pues no te supone nada muy especial que no sea entrar en los “-ta” de los cuales ya no saldrás, pero sí en lo empresarial.

Mantener una empresa 20 años es una labor difícil, has pasado la crisis inicial, la de los 3 y la de los 5. Ya te has consolidado y tienes que sobrevivir aportando siempre algo nuevo.

Si en vez de hablar de una empresa sin más, hablamos de un medio de comunicación, el hito se eleva a nivel de milagro y hemos de buscar las causas naturales para no tener que llamar a Roma y que empiecen el proceso de canonización.

Creo que El Publicista ha tenido el mérito de hacerse un destacado hueco en la prensa especializada de nuestro sector, y el acierto de evolucionar y adaptarse a un mercado y negocio super cambiante que está en continua ebullición.

Medio más publicidad es una combinación electrizante. Tal y como vemos en estas páginas ¡cómo hemos cambiado en estos 20 años! De aquella tele a la de hoy, la irrupción de internet que ha desbaratado todo y más que lo va a hacer… pero El Publicista nos lo ha contado y ha sabido navegar.

Hace 20 años nuestro sector era muy diferente. La creatividad tenía un gran valor y era el centro de nuestro trabajo. El profesional creativo estaba muy prestigiado y era la pieza clave, lo que el cliente más buscaba y valoraba.

Por otro lado, ¡la televisión!, el medio rey que concentraba toda la audiencia y en el que la planificación era una labor de negociación y poco más. Luego utilizábamos otros medios para otros fines, pero nada que ver.

Gradualmente esta realidad ha ido cambiando, pero si lo vemos con la pequeña perspectiva que da este periodo, observamos que los cambios se han ido acelerando, estando cada vez más imbuidos en un cambio continuo donde cada estrategia, cada decisión, cada selección hay que reconsiderarla cada vez que actualizamos nuestras campañas.

Por desgracia para los que nos gusta esto, la defensa de la marca, el branding, ha perdido peso en los objetivos de los anunciantes en favor de estrategias más bien tácticas y comerciales de venta inmediata. La irrupción de lo digital y de la continua conectividad no está absorbiendo y traspasando sus buenos y malos hábitos.

Nuestro mundo no podemos decir que no sea entretenido, quizá demasiado, pero indudablemente dinámico y renovador está siendo.

Pero en este vistazo a nuestro sector a propósito de esta onomástica, hagamos algo más divertido, miraremos al futuro y pensemos qué será de esto a lo que nos dedicamos dentro de 20 años, ¿qué medios emplearemos para estar informados?, ¿todo será bajo demanda?, ¿qué contenedores de información habrá?

Podemos imaginar y apostar, con la seguridad de que acertaremos muy poco, salvo que El Publicista seguirá con nosotros y que este mundo seguirá siendo electrizante.

Artículo publicado en el publicista en marzo de 2019

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram